MARLENE TIKYMOTO PART 2 (FINAL) BY REMI

Ir abajo

MARLENE TIKYMOTO PART 2 (FINAL) BY REMI

Mensaje  Remilia el Miér Sep 16, 2009 8:42 pm

LA PARTE 2 nyaa1


*PARTE 2*

_"Nuevo Comienzo"_

Harry y yo decidimos criar al bebe juntos, era una niña y decidimos nombrarla "Heather".
Harry, a veces, se reprochaba por lo que habia sucedido, y no le tenia confianza a esa bebe. Pero yo, en cambio
creo que fue lo mejor que pudo haber pasado, su hija, Cheryl, murio, pero por lo menos ahora puede armar
otra familia, aunque no sea demasiado normal que digamos.

Despues de los sucesos, por fin estabamos en paz. Me dirigi a la casa de Harry con Heather aun en sus brazos.
Lo primero que hicimos fue destaparla, era preciosa, ojos verdes y cabello rubio. Parecia una hija biologica de
nosotros dos, pues, mejor retiro esa frase.
El cuarto de Cheryl, ahora pertenecia a Heather.

Le dimos un baño, y nosotros tambien. La bebe se durmio finalmente en su nuevo cuarto.
La unica ropa que yo tenia, la coloque para que se lavara, menos mi ropa interior inferior. Entonces, abri el
ropero de Harry, de alli saque una camisa blanca y me la coloque.
Lo unico que tenia puesto era esa camisa blanca y la parte baja de mi ropa interior. Me recoste en su cama.

Harry abrio la puerta, y me vio dormida. Quedo helado al verme vestida de esa forma. Se dio la media vuelta,
para ir a dormir en su sofa y no molestarme pero antes de que saliera de la habitacion le dije;

- Quedate conmigo, por favor -

El sonrio, se quito su chaqueta y zapatos, y se recosto a mi lado, mirandonos frente a frente. Otro beso
me quito el frio, y me hizo dormir tranquila, aunque sabiamos por lo que habiamos pasado.


_"Dudas"_

Al dia siguiente despertamos, y lo primero que nos fijamos era en Heather. Mientras Harry la atendia, yo
me quede pensando en todo lo ocurrido y lo que ocurrira.
Al tener piedad a Harry, de seguro lo matarian y la unica manera de salvarlo era que me separara de su lado,
solo asi estaria a salvo. A demas esa bebe no es normal, seguramente es otra de las reencarnaciones de Alessa,
pero no permitiria que pasara lo mismo que antes, esta vez habria que cambiar el destino de una vez y
para siempre.

Harry se tomo su tiempo, y cuando finalmente termino con la bebe, le dije que quería hablar con el;

- Harry ¿Recuerdas que dije que debia matarte? Pues, como no lo hice, tengo la sensacion que podrian herirte.
Siento que no estas a salvo conmigo aqui. - Dije mirandolo tristemente.

- ¡¿Que?! Marlene, me niego a dejarte. Y si lo que dices es cierto, correre el riego. Lo unico que deseo es que
jamas nos separemos - Replico levantando un poco la voz.

- Soy inmortal, Harry. Eso significa que envejeceras y Heather tambien lo hara. ¡¿Que hare yo cuando te vea
morir?! No quiero que eso ocurra, y menos, mas pronto de lo que deberia ser - Una lagrima negra corrio por mi
mejilla. - Amas a una bestia. Entre mas tiempo tengas encerrado a tu "Alter-ego", con mas furia y poder
se liberara algun dia ¿Que no entiendes? ¡No quiero lastimarte! -

Harry me abrazo, y puse mi cabeza en su pecho, aun llorando, asustada.

- Yo te amo por como eres, no me intereza lo que en verdad seas. Si amar a una bestia esta mal, pues
desearia morir mas pronto. ¡Superaremos esto! -

Me abrazo con mas fuerza, pero delicadamente. Su amor era mas fuerte que el, podia notarlo no solo en su
actitud, si no tambien en su hablar con extrema sinceridad, y sus ojos, con un brillo hermoso y tierno.

- Mira Harry, no quiero que Heather me vea. Lo mejor seria que la criemos juntos hasta que comienze a
recordar. Luego, cuando ella valla a la escuela o algun lugar en especial, podremos vernos. Pero no es
lo correcto que viva aqui. -

El me miro sorprendido, a eso, le mostre el libro que encontre en las alcantarillas esa vez, leyo el parrafo marcado y se quedo sin aliento.

- Tienes que liberarme, Harry. Antes de que sea demasiado tarde. No se como, ni cuando sera el momento, pero si algo te pasara, no se
que haria -

Hubo un rato de silencio, un silencio preocupante. Y ahi lo entendi, el libro decia que solo podia ser asesinada por una criatura no mortal, pero
aquella vez, cuando me hirio esa enfermera, senti dolor, lo que no es normal en una bestia como yo. Mi hipotesis fue que tambien podria ser
asesinada por criaturas del infierno, si esa enfermera hubiese clavado su cuchillo en una parte mas debil de mi cuerpo, estaria muerta ahora.
Harry, lo penso bien, y llego a una conclusion;

- Si eso es lo que quieres, pues lo tendras. Heather no te vera, y hare lo que pueda para desifrar esto. No te preocupes, amor -

Nos volvimos a besar, abrazandonos con fuerza.


_"Extraños Sucesos"_

Tenia que encontrar un lugar en donde vivir, y pronto.
Una noche, durmiendo junto a Harry, unas imagenes se me pasaron por la cabeza, voces y gritos.
Abri los ojos, me deslize por la cama lentamente y me vesti.
Recorri el living, mire al reloj, eran las 4:00 am. Estaba en un tranze, cruze la puerta del edificio y me marche.
Tome un auto prestado, o mas bien, lo robe. Me dirigia a Silent Hill, cruze el puente y la entrada, viendo
el degastado cartel que decia "Bienvenidos a Silent Hill". Algo me impulzo a seguir, no sabia que era.
Entre al pueblo, todo era como antes.

Al dia siguiente, Harry no me encontro en la cama, entonces fue al living, y ahi estaba yo, en el sofa, dormida.
Cuando desperte, mi amado preparo el desayuno, y seguia preguntadome porque habia hecho semejante cosa. No podia recordar absolutamente nada.
Me sentia rara, con mas energia, un calor paso por mis corneas.
Darle de comer al bebe no fue gran cosa. Pero una charla tonta comenzo, sabia que en cualquier momento pasaria.

- Por cierto Marlene, jamas me dijiste tu apellido - Dijo Harry sonriendo.

- Ja,ja. Es que no uso mi apellido muy a menudo. Mi nombre completo es Marlene Tikymoto. - Dije, y comi un trozo de tosino.

- Te sienta muy bien ese apellido, tal vez a la bebe deberiamos llamarla Heather Mason Tikymoto -

En ese momento, me atragante con la comida, y bebi un sorbo de jugo de naranja;

- No lo se, cuando crezca tal vez pregunte "¿Tikymoto? ¿A quien pertenece ese apellido?". Y no sabrias que decirle - Dije.

- Tienes razon. por mas que sea tentador, Heather Mason sera su nombre completo. - Dijo algo fustrado.

- ¿Y cuando pregunte por su madre, que le diras? - Replique con una curiosidad tremenda.

- Le dire que te marchaste hace ya mucho tiempo. No se... -

- Esa es buena idea, pero ya se te ocurrira algo, tranquilo. - Le sonrei, y lo sostube de la mano.

Esa noche, volvio a pasar lo de la anterior. A veces volvia con dolor de estomago, otras de articulaciones, pero jamas podia recordar que habia
sucedido, y no queria contarle a Harry.


_"Fuera de casa"_

Habian pasado ya 5 años, yo ya habia encontrado una casa cerca de alli, a unas 15 calles.
Cuando Heather comenzo ir a la escuela, yo aprovechaba para juntarme con Harry y salir un rato, pero decidi que para hacerlo, debia ponerme lentes de
contacto azules, y vestirme mas adecuadamente. Cada persona que veia pasar se me hacia irresistible, y tenia ganas de deborarlos a todos.
En los restaurantes, Harry me pedia carne, y yo la comia rapida y desesperadamente, siempre queria mas. Nos llegaron a hechar de un restaurante
una vez.
Harry no habia envejecido ni un solo dia y las caminatas mias por la noche habian terminado. Los besos de mi amado eran cada vez mas deliciosos,
sentia que lo amaba cada dia un poco mas. Aun seguia preguntandome que era lo que sucederia y que pasaria con esa regla fundamental.

Nuevamente, me levante y fui hasta Silent Hill, pero esta vez, no lo hice porque estaba en una especie de tranze, esta vez, lo hice por mi cuenta.
Mis lentes de contacto azules quedaron olvidados en el baño, y me vesti como cuando Harry me conocio, lo normal.
Queria averiguar que pasaba. Oi campanadas y me dirigi directamente a la iglesia del lugar. Mi cabello se manchaba de cenizas y no lograba ver
las hermosas estrellas. Ahora, si podia entrar a la Iglesia, ya no me hacia ningun daño.

Alli, conoci a una señora grande llamada Claudia. Apenas entre me llamo por mi nombre, y yo nisiquiera la conocia.

- ¡Marlene Tikymoto! ¡Gracias a Dios que estas aqui! - Dijo alzando los dos brazos y mirando hacia el techo del lugar.

- ¿Y tu como sabes mi nombre? ¿Que rayos quieres? - Dije acercandome a ella.

- Se muchas cosas, pequeña. Quiero que vuelvas a hacer tu trabajo, por supuesto. Dios te ha llamado ¡El plan comienza a correr, debes seguir los
pasos oscuros para poder encontrar el paraiso! - Replico casi gritando, pense que estaba loca.

- ¡¿Que demonios dices?! Estoy feliz fuera de este mugroso lugar,ahora amo a alguien, asi que si no te alejas ¡Te mutilare como a un animal! - Me enfade.

- Marlene - Se calmo. - ¿Como puedes negarte a la voluntad de Dios? Cuando sea el momento, tu actuaras, para vengarte de lo que nos han hecho -

Comenze a caer al suelo, gritando y aturdiendome nuevamente por esas voces y chillidos. Claudia se marcho, y yo, desperte al dia siguiente en casa.
Harry ni se habia enterado de lo que habia sucedido, simplemete apareci alli y ya. Me negaba a volver a hacer lo mio, no volveria a pisar ese pueblo
nunca mas en mi larga vida. Estaba feliz como estaba en ese momento, no necesitaba nada mas. Pero cuando hablo de un plan, del momento correcto
para poner en marcha y en Dios, me dio una muy mala espina, una sensacion de temor ¿Tal vez ese Dios del que hablaba, no era el Demonio?
¿Realmente soy capaz de herir a lo que mas amo ahora? Debia idear algo, y pronto.


_"Cura Mis Heridas"_

Al pasar los años, olvide esa charla con Claudia, Heather ya tenia unos gloriosos 17 años, que desgraciadamente, no pude compartir en una
fiesta con ella.
No la veia casi nada, y si lo hacia, la veia a escondidas para que no lograse verme. Era ya una chica grande y muy hermosa. A veces, sentia, que era
mi hija biologica, mi mismo andar, actitud y esa valentia proveniente de Harry.
El, estaba perfecto, en forma, ni una sola cana, por unos momentos llegaba a imaginar que jamas envejeceria ni un dia, eso me hacia feliz.

Entre a la casa de Harry, el habia mandado a Heather para que le compre algunas cosas. Tambien, le obsequio un hermoso collar, en el que yo puse
dentro una semilla que traje una vez de mis extraños viajes a Silent Hill, no se porque, pero lo coloque dentro del collar para que lo llevase a todas
partes.

Aun seguia con el remordimiento de que a Heather no se pasase lo mismo que a nosotros. Tal vez, tenga los genes de Alessa, pero por otra parte,
tambien tenia los mios:

- Harry, cariño, tengo un mal presentimiento - Le dije.

- ¿Que clase de presentimiento? - Se preocupo.

- Cuando una de mis criaturas se acercaba a alguien, o cualquiera de esas cosas, yo sentia su presencia, por ejemplo. Ahora mismo, estoy sintiendo
lo mismo que senti hace ya 17 años -

El, no pudo evitar besarme y calmarme.

- Heather estara bien, ya veras - Me mostro una sonrisa.


Esa noche, Heather no regreso, yo estaba preocupandome, Harry trataba de pensar que nada le habia ocurrido.
Me sente en la cama de mi amado, mirando hacia el suelo, preguntandome si mis presentimientos eran verdaderos, o solo era algo psicologico que
rondaba por mi mente por los años que pase en ese oscuro lugar. Temia perder a Heather, temia perder a Harry, no estaba segura que podria
ser lo que me dijo Claudia hace ya unos años, no sabia cuando debia volver a sentirme segura. Lagrimas corrieron por todo mi rostro, Harry se preocupo
y se acerco a mi lentamente, sentandose a mi lado;

- Se que te sientes mal, pero tranquila, estoy seguro de que esta bien. Confia en mi -

En ese momento comenzamos a besarnos lenta y tiernamente, abrazados. Trate de no tiritar, pero no podia, cerre mis ojos y nos continuamos besando.
Me fui hechando hacia atras, Harry quedo encima mio. Caricias, besos, y un calor que calentaba hasta mi negra sangre.
El, se quito su chaqueta y remera, no se porque, pero no pude evitar hacer lo mismo y comenzar a devestirme. Cuando finalmente toda nuestra
ropa cayo al suelo de la habitacion, paso algo que casi no puedo describir. Nunca senti algo tan hermoso, delicado y bello como lo que senti aquella noche.
Su piel era como la seda, como el terciopelo, y en contacto con la mia, sentia que no podia resistirme a seguir besandolo y acariciandolo.
Esas fueron sensaciones desconocidas para mi, pero decidi probar cada vez un poco mas. Mis uñas casi llegaban a penetrar su espalda, suspire y trate de
ser mas calma y delicada. Queria que nunca acabara ese momento indescriptible. Mis penas y dolores se olvidaron, senti que era un sueño del que no queria
despertar jamas. No podia creer lo cuanto que amaba a Harry, para mi era un amor que ningun otro ser humano hubiese sentido jamas.


_"Despertando el Pasado, nuevas sorpresas"_


Por la mañana, desperte a su lado, el estaba con sus ojos abiertos, esperando a que me despertase. Le sonrei y nos dimos un beso.
Al rato, nos levantamos y vestimos. Heather aun no habia llegado, por lo que la preocupacion nos invadio a ambos por igual.
Me comenzo a doler el estomago con mucha fuerza, corri hasta la pileta de la cocina y me sostube alli. Harry se acerco a mi y puso su mano sobre mi
espalda;

- ¡¿Estas bien?! - Dijo.

- Si estoy bien, lo siento ¡Prometo que volvere luego! -

En un instante, desapareci, soportando ese dolor horrible. Otra vez las voces y gritos, agarre la nueva camioneta de Harry, y fui rumbo hasta Silent Hill.
Cuando estaba llegando, una sombra se cruzo en mi camino, di vuelta el volante y me estrelle, justo como Harry hace años.
Me desperte al rato, me importo un bledo lo que habia pasado, asi que me dirigi a la iglesia. No era dificil pensar que alli estaria Claudia.

- ¡Que emocion, haz vuelto, mi señora! - Dijo sin nisiquiera decir hola, fue muy directa.

- ¿"Mi señora"? Deja de decir estupideses ¡Y dime que me esta pasando! - Le respondi furiosa.

- Tu Alter-ego te llama, Marlene, tienes que regresar a donde perteneces. Heather ya me ha conocido, ¡La traere de regreso y matare al que os a
separado de nuestro hogar! -

En ese preciso instante, pense en Harry y en mi pasado. No podia dejar revivir esos oscuros tiempos, debia callarla para siempre.

- ¡¿Te refieres a Harry?! Yo lo amo, es mi verdadera familia ¡No dejare que lo dañes! -

Mis ojos brillaron, y con calma me respondio;

- ¿Yo, matarlo? No, mi señora, tu debes hacer eso. El te separo de nosotros y nos arrebato a Alessa ¡Debe pagar con su vida!
Y la niña debe hacer nacer a Dios ¡Solo asi podremos ir a nuestro paraiso! - Dijo segura de si misma.

Mi ira aumentaba cada vez mas y mas y mas, en cualquier momento la mataria;

- Por mas que me lo digas, jamas lograras que le haga daño a Harry ¡¿Haz oido?! - Le dije

- Tu no, pero esto si... -

Entonces, de su bolsillo, Claudia saco el Flabios y dijo unas palabras que no pude entender.

- ¡Libera a la bestia, cuando escuches estas palabras y se te ordene, mataras a Harry Mason sin piedad alguna! - Dijo.

El dolor se hacia mas agudo, decidi escapar de ahi y pronto. Me desmalle en frente de esa loca arpia, no sabia que era lo que me habia hecho.
Nuevamente, desperte en casa. Harry se acomodo en su sofa, por lo que yo fui a ver que le sucedia;

- ¿No a vuelto, verdad? -

- No, creo que mejor deberia llamar a la policia - Contesto.

- No me parece que puedan ayudarnos, prometo que volvera sana y salva a casa aunque me cueste la vida -

El me sonrio, y yo le devolvi la sonrisa. Esa misma noche, vomite todo el estofado que Harry habia preparado, sin que el se diera cuenta, obviamente.
Fui hasta la farmacia, y al llegar a la casa de Harry, me encerre en su baño. Habia conseguido 8 test de embarazo y me hice cada uno de ellos.
Al octavo, lo levante y vi que decia "Positivo", lo arroje en la bañera y me heche en el piso. Era cierto, estaba embarazada y no sabia como hiba a
reaccionar Harry, por primera vez seria padre, uno con un hijo biologico. Pero quede preñada en un momento algo dificil, ademas por ser una criatura
sobrenatural, el bebe naceria uno o dos meses antes, y vi los sintomas de embarazo al siguiente dia de que me acostara con Harry.
Estaba feliz, pero aterrada ¿Que seria del futuro de este bebe? ¿Deberia decircelo ahora?.


_"CAOS"_

Se hacia tarde, tenia que irme a mi casa, salude a Harry con un beso y tire todos los test que habia realizado en su baño. No pregunto nada acerca de
porque estube tanto tiempo alli, confiaba sumamente en mi. Antes de marcharme Harry me dijo unas extrañas pero estimulantes palabras;

- Cuando vengas mañana, preparate porque tengo una sorpresa para ti - Me sonrio.

- ¿De verdad? ¡Yo tambien tengo una para ti! - Dije abriendo la puerta.

Llegue a mi casa, y pense en Heather, ya la habia dado por desaparecida, pero por una razon, teniamos fe en que volveria, y la policia no podria hacer
mucho si estaba pasando por la situacion que temia que pasara. Tambien pense en la tal sorpresa de Harry, jamas tube tanta anciedad.
Trate de dormirme en mi solitaria y pequeña casa. Desperte, pero no en mi cama, desperte en la terraza de la casa de Harry. Me pregunte
que demonios hacia alli, me levante, mire mi reloj, eran casi las 10:30pm. Habia dormido todo un dia, y no entendia como habia llegado ahi.
Una voz aclaro mis dudas;

- Marlene ¡Llego la hora de completar otra fase de tu viejo plan! -

Era Claudia de nuevo, ella fue la responsable de que yo estubiese en ese lugar. Mientras tanto, Harry estaba en su sofa, preocupandose tambien por mi
y preguntandose cuando llegaria para recibir con ansias su sorpresa. A causa de la espera, se habia quedado dormido. Con furia le, dije a Claudia;

- ¡Tu de nuevo! ¡¿Donde esta Heather y que quieres de mi?! - Trate de no despedasarla.

- Heather esta donde debe estar. Llego la hora de matar al humano, mi señora ¡Solo asi Dios nos perdonara por vuestros pecados! -

- No entiendo...¡¿Acaso te piensas que yo herire a mi Harry?! ¡¡Estas de mente, perra!! - Le respondi con el corazon en la garganta.

- Pues... - Penso - No seras tu la que tengas que verlo morir, alguien podria ayudarte, alguien como el... -

Señalo a un lado de la terraza, y de ahi, aparecio una criatura, una nueva, distingui que era lista,fuerte y agil. Lo entendi, queria que yo diera la
orden para que matase a Harry.

- Prometo que Heather seguira sin verte, y cuando venga, le dire que yo di la orden. -

Esa vieja loca estaba enfureciendome, y cuando me enfurezco, es imposible calmarme.

- ¡Me importa una putisima mierda lo que digas, mujer, no le hare daño! - Aprete los puños con muchisima fuerza.

- No,no,no. Parece que debo darte otro empujoncito, mi señora Marlene -

Le di al espalda, mirando hacia donde bajaban las escaleras. No llegaba a ver a Harry, eso me calmo, si lo veia era mucho peor.
Entonces, esa criatura se paro a mi lado, y Claudia se paro detras mio, poniendo su mano izquiera en mi hombro;

- El eclipse tapara el sol, el sufrimiento y el dolor reinan en este mundo, deja atras lo que importa.... -

Quisiera haber podido deterla antes de que terminara la frase, pero no pude.

- ...Y libera a la Bestia -

En ese momento mis ojos comenzaron a sangrar y se tornaron rojos por esa misma sangre. Mis colmillos incrementaron un poco de tamaño, poniendose en
punta, la maldad que habia estando guardando por 17 años, se libero en un solo instante, sentia un gran odio en mi, y esta vez, el poder que recorria
mis venas era sumamente infinito. Por un momento, no sabia que era el amor, la felicidad, nisiquiera sonreir. Dolor, sufrimiento, poder, tenia sed
de sangre. Olvide que ame a Harry, deseaba su muerte. Entonces, el error mas grande que se pudo dar a conocer en la historia del Mundo, se hizo
realidad. Alze mi mano, apuntando hacia abajo de las escaleras. La criatura, sin dudarlo, las bajo a toda velocidad. En un instante, senti un grito,
que si no lo hubiese escuchado, todabia estaria en ese tranze, y hubiese matado todo a mi paso. Era Harry, gracias a el desperte.

Vi a la criatura subiendo la escalera, sangre chorreaba por sus dos filosas armas y mancho todo el piso. Supe que ocurria, y dejando atras a Claudia
baje las escaleras a toda velocidad, pisando la sangre que habia en ella.
Me acerque lentamente al sofa donde estaba Harry, unos pasos bastaron para ponerme en frente de el. En ese momento, lo mire, estaba muerto.
Mis pupilas se hicieron sumamente pequeñas, abri la boca, me arrodille y comenze a gritar tan fuerte, que parecia que todo el mundo me hubiese
escuchado, "¡¡NO!! ¡Harry! ¡¡¿Porque?!!"
Aprete fuertamente sus jeans, mache mi pelo, rostro y manos con su sangre. Todos nuestros momentos juntos pasaron por mi mente en un segundo.
Gritando desesperadamente, repetia una y otra vez "¡¡Vas a ser padre, no me dejes ahora!!". Sin pensar, que nunca jamas podria ser libre.
Llore y llore, como un dia de lluvia, mis ojos se secaron de tanto llorar. Golpee el piso una y otra vez. En un momento, no se porque, puse mi
mano ensangrentada en su bolsillo, de alli, saque una pequeña cajita, que cuando la abri, aun llorando, vi que se trataba de un anillo, un hermoso
anillo de oro con un diamante. En ese momento comprendi todo, esa sorpresa, era mas bien una propuesta. Eso, me hizo enfurecer mil veces mas,
no le habia contado que estaba preñada, arruine la oportunidad de tener una familia, no podria ser libre y jamas podria darme a conocer con Heather,
no me atreveria a decirle que soy un...Monstruo.

Senti que alguien se acercaba a lo lejos, era Heather. No queria dejar el cuerpo de mi amado solo. Un odio que jamas habia sentido antes recorrio
todo mi ser, haciendome gritar fuertemente. Mis pupilas se pusieron en forma lineal a causa de eso. Estaba en tal estado, que deje a Claudia viva y
me marche hacia Silent Hill a pie. Cada persona que me dirigia la mirada, terminaba muerta en el suelo.
La caminata, matanzas y peleas con el mismisimo ejercito, duraron una eternidad, pero acabe con todos sin mover un musculo.

Cerre los ojos y pude distinguir que Dios ya habia nacido, y Claudia habia muerto. Eso significaba que Heather ya habia visto a su padre fallecido.


_"Oscuridad Eterna, Epilogo"_


Cuando al fin y al cabo llegue a ese detestable pueblo, volvi a presenciar un eclipse. Las rejas, la sangre, nada me llamo la atencion. Mis alas
volvieron a despedazar mi espalda, mis ojos, sangraban, eran fluorecentes. Cientos y cientos de criaturas me atacaron sin piedad.
Las mias, las que me superaron hace 17 años y algunas actuales. Alli, fui matando a todos y cada uno de ellos, una destruccion casi masiva.
Un poder incontrolable destruyo todo a su paso. Cuando al fin, mate a todos esos monstruos, estos se hicieron cenizas y desaparcieron.
La misma especie de bestia que habia matado a mi amado, aparecio por adelante mio. Alze mis brazos, y unas lagrimas calleron por mis ensagrentadas
mejillas. Esta criatura, atravezo mi pecho hasta el otro lado, al igual que Harry. Solo una criatura no mortal o una de las llamas del infierno podia
matarme, pues...Esta lo hizo. Pense en el bebe y en Harry. Era inaceptable tener un bebe sin un padre que lo cuidase, que le diera todo su amor.
Ya no queria vivir, me importo una mierda todo, esperaba ver a mi amado despues de la muerte ¿Pero y si no hay vida despues de la muerte?
No aguantaria sin Harry, no viviria ni un dia sin el, rompi mi promesa. Fracase, al fin y al cabo fui yo la que falle, la traicionera.
El sentimiento de culpa era indescriptible. El eclipse se suprimio, las bestias desaparecieron. Yo, en el suelo, sujetando mi herida, sin decir una palabra,
una lagrima lo describia todo.
Jamas volveria ver a Harry, a mi hijo que jamas dio a luz y a Heather. Senti muchisimo frio, y mori alli, en el pueblo donde inicio todo,
sola y destruida. A todo esto llegue a una final conclusion:
Si no puedes vivir sin lo que mas amas, mejor no vivas.



F I N



By: Jazmin Musacchio...Marlene
Song: Broken - Amy Lee and Seether
avatar
Remilia

Femenino Escorpio Cerdo
Cantidad de envíos : 5
Puntos : 13
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 16/09/2009
Edad : 22
Localización : Argentina

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.