MARLENE TIKYMOTO SILENT HILL PART1 BY REMI

Ir abajo

MARLENE TIKYMOTO SILENT HILL PART1 BY REMI

Mensaje  Remilia el Miér Sep 16, 2009 8:40 pm

POES AKI VA LA HISTORIA DE MI PERSONAJE FAN DE SILENT HILL!! kwayy1
Antes, aki tienen imagenes de marlene para ver como es ella :3 y preparense y peguen su trasero a la maldita silla del orde pork es larguisima ;3
aki las imagenes (by meee :DD)
traje original: https://redcdn.net/ihimizer/img42/4012/marlenetikymotobg.png
sexy: https://redcdn.net/ihimizer/img338/9583/sexymarlene.png
darks: https://redcdn.net/ihimizer/img170/7420/chaosfinished.png
https://redcdn.net/ihimizer/img410/1511/marleneangelfinished.png


AKI VIENEEE


Hace ya 60 años, una niña pequeña de larga cabellera rubia y ojos azules como el cielo, habia desaparecido.
Sus padres, al enterarze que al dia siguiente su hija no estaba, avisaron rapidamente a todo el pueblo para que partan en
busca de ella.
Pero en esos tiempos el pueblo tenia otras complicaciones.Todos se habian enterado que la supuesta niña habia desaparecido
sin dejar rastro alguno, algo muy extraño en un pueblo tan pequeño. La iglesia y complises dijeron que no la habian visto
y no se atreverian a meterse con ella. Esa niña era gentil,amable,llena de esperanzas y educada,
nunca habia tenido un enemigo ya que todos la adoraban. No habia razon como para secuestrar a esa pequeña, hasta la mas
minima persona no le tenia rencor. Cuando desaparecio, arriba de su cama habian dejado un pequeño charco de sangre,
una sangre tan oscura que parecia color negra. No habia cuerpo, y jamas lo encontraron, ademas esa sangre no parecia la que
conocemos habitualmente, esta, por mas que la calentaran, seguia estando a una temperatura bajisima y no habia cambio de color,
siempre era ese negro tetrico.
Hasta el dia de hoy esa niña sigue desaparecida y se creyo que la asesinaron, todo el pueblo decidio olvidar el extraño caso.


* PARTE 1 *

_"Nacimiento"_

Era temprano a la mañana, un padre preparaba las maletas y acomodaba todo en la camioneta para ir a las tan esperadas
vacaciones con su amada hija Cheryl. El, llamo a su pequeña preguntandole si estaba lista, a lo que ella contesto que si.
Salio de la habitacion y ambos se dirigieron a la camioneta que estaba estacionada en la puerta de la casa.
La niña subio lentamente,se puso el cinturon de seguridad y sostubo un cuaderno en el que ella dibujaba.El padre, Harry,
subio e igualmente,se abrocho el cinturon.
Se fueron,dejando la casa mas solitaria de lo que siempre solia estar.Cheryl pasaba el rato observando la carretera y
el cielo, viendo a las aves volar.
Se detubieron solo una vez para comer algo antes de seguir el largo recorrido.
Ya se hacia de noche,Harry tendia a cerrar sus ojos,pero no podia. Justo al lado de ellos paso una patrulla de policia que
los miro,pero siguio de largo adelantandose.
Siguieron su destino, se pudo distinguir la patrulla vacia a un lado de la carretera. Al fondo,Harry alcanzo a ver
una sombra,que cuando se hiba acercando mas con la camioneta, puedo ver que se trataba de una persona,con lo que la presion
y los nervios le hicieron girar el volante a toda velocidad haciendo que el y su hija se estrellaran.
Mientras Harry estaba desmallado,Cheryl desperto y abrio poco a poco sus ojos,dirijio su vista hacia la ventana de su lado y pudo
visualizar la silueta de una mujer vestida de negro,con una larga cabellera rubia,pero habia algo extraño en sus ojos,
estos eran rojos como sangre, como dos llamaradas infernales.
La niña sintio curiosidad,se desabrocho el cinturon y abrio la puerta del auto con aun su padre desmallado dentro.
Se acerco a la mujer pero esta corrio y la comenzo a seguir dejando atras todo lo que importaba mas que
la curiosidad.
Luego de un rato Harry despierta confundido,no entendio que paso.Giro su mirada hacia su derecha para ver
si Cheryl estaba bien, pero ella ya no estaba ahi.Abrio la puerta y se desabrocho el cinturon cayendo al suelo,
pero se levanto rapidamente.
Comenzo a caminar mirando al su alrededor,no podia ver nada porque todo estaba cubierto por una niebla terrible,pero luego
algo cayo en su nariz,lo limpio quedando en sus dedos y lo miro,ahi se dio cuenta que esa niebla resultaba ser cenizas.
El siguio caminado y partio en busca de su hija.Vio una sombra a lo lejos que parecia ser ella.Pero no,en realidad no era
Cheryl la sombra que visualizaba,era yo,Marlene,la hermosa chica de cabellera rubia.Harry me veia como a su hija
porque veia lo que el queria ver, decidi seguirle el tan extraño juego suyo, o mas bien confusion suya.
Comenze a correr algo despacio para que el pueda darse cuenta por donde voy y que me siga.
Entre a un callejon y abri una puerta de metal,Harry no dejaba de seguirme.Luego, en un parpadeo,cerre mis ojos y
todo comenzo a oscurecer,conviertiendo a todo el pueblo en mi hogar,dulce hogar. Hmph, solo un truco barato.
Crei que ese tonto y maldito humano hiba a retroceder pero el encendio un fosforo y siguio su curso detras mio.
Como yo veia que el no se rendia, no me quedo otra opcion mas que llamar a mis preciosas criaturas,les mande la orden para que lo asesinaran.
Harry corrio tratando de salir del callejon pero todo estaba cerrado,claro,yo misma lo habia hecho, no hiba a dejar que se saliera con la suya.
Mis criaturas se le comenzaron a acercar y comenzaron a despedazarlo como a un pedazo de carne,yo,mientras el moria
me pare en frente de el y lo mire fijo viendolo caer,el llego a verme, alzo su brazo, abrio su boca como tratando de decirme algo,pero
no pudo y cayo al suelo destrozado, mientras yo sonreia.
Soy muy astuta,y todo esto resulto ser una simple pesadilla,una pesadilla que lo guiaria hacia su perdicion, pero eso depende de el.
Ahora perdio a su pequeña hija adoptada, mas bien dicho la tengo conmigo. Ganar o no, todo dependia de el y su voluntad. No
podia dejar que ganara este acertijo, lo queria matar realmente a toda costa,ya que esas eran mis ordenes.Me habian enseñado a jamas
tenerle piedad ningun humano, era un juramento inrrompible y super importante, y si lo hacia, las concecuencias hiban a ser seberas,
y sin contar que podian matar a ese estupido humano al que le tube piedad.Las reglas son simples,
"Todo aquel que pise silent hill,se ira sin dejar rastro" y las seguiria hasta el fin del universo.
Harry desperto en una cafeteria alli en Silent Hill, una policia llamada Cybil lo habia ayudado. Duh, un gesto de amabilidad proveniente de una
mujer tan desgraciada como una policia es erroneo para mi, hacerce la dama en un momento asi no serviria de nada.


_"Un plan sin rumbo"_

Yo soy la encargada de hacerle la vida imposible y matar a todos los que pisen ese pueblo. Soy como una demonia, inmortal y muy poderosa.
No quiero ser presumida, pero no existe mayor fuerza de que la que poseo yo.

Mientras Harry y Cybil hablaban, me oculte en el subsuelo de Silent Hill, donde arden las llamas desde aquel incendio, una larga historia.
Alli, no siento calor y tengo tiempo para dedicarme a armar planes y crear nuevas bestias.
Caminaba de un lado al otro, acariciando los alambres de puas y preguntandome que demonios es lo que haria con ese humano. Los acertijos
ya estaban preparados, las criaturas y atemorizantes eclipses, pero habia algo faltante ¿Que hacer con esa policia? Era un maldito
estorbo, Seguramente seguiria a Harry, o tal vez el sea el que se marche, debia desacerme de ella y pronto, pero no aun, hay muchas cosas por hacer.
Una de mis bestias embosco el bar, fue solo una advertencia de que era lo que le esperaba, o mas bien, una pequeñisima fraccion de eso.
Cybil decidio irse por su cuenta, por mas que le rogo al humano que no saliera, el lo hizo sin importar nada, me dije a mi misma "¡que idiota!".
No escaparia de ese pueblo, yo no lo dejaria ir, pero eso no depende de mi, yo tampoco puedo marcharme por nada del mundo. Estoy
atrapada aqui, pero siento que es mi hogar y matar,alimentarme de carne cruda y preguntarme cual es mi maldito objetivo, eran cosas cotidianas.

Lo primero que hizo Harry es ir al callejon donde me habia visto, mis criaturas se toparon con el en su camino, pero no fueron mucho
estorbo.Al llegar alli, descubrio que no habia callejon alguno, solo un fierro y notas que deje para guiarlo, una de esas notas decia "Escuela".
Y allí comenzo el primer acertijo, desifrar donde estaban las llaves que servian para abrir una puerta de una casa, que era
la unica forma de pasar al otro lado del pueblo y llegar a la escuela. Las calles estaban cortadas, asi que no le quedo alternativa.
Todo fue muy aburrido, mis criaturas le hirieron solo una particula, vaya si seran inutiles. Cuando Harry cruzo la puerta finalmente,mi parte
favorita, hacer que se valla el sol, o lo que quedaba de el. El, lucia muy confundido y yo lo unico que hacia era reirme.
-Ja,ja,ja ¿A que si, humano? No te dejare escapar, estas solo aqui.


_"La pesadilla fallida"_


Todo era mas atemorizante, y estaba orgullosa de mi misma.Logro conseguir una linterna y armas para poder defenderse. Mi odio se hacia mas
grande cada vez.
La escuela no estaba lejos, ahi le esperaban cosas terribles y mucho mas tetricas. Al entrar alli pude usar nuevas invenciones para que
acabacen de una maldita vez con el...Pero nada ocurrio.
La mayoria fueron acertijos bobos, pero dificiles para alguien como alguien de su especie. El jefe final estaba casi listo, solo necesitaba un punto debil,
claro, todo heroe o villano tiene un punto debil y me tente en crearlo con uno, su boca.
Cruzo el reloj de la escuela, y alli, en ese instante, senti un calor recoriendome todo el cuerpo, mi maldad se acumulo en un solo punto, sentia
que hiba a estallar de un momento a otro. Nunca vi tanta valentia en un ser humano, desde ese momento bautice a Harry como alguien "especial"
y jugar con el hacia que pasara el rato, creando, matando, pensando, riendo.

Siguio muy bien mis pistas y llego hasta la parte final, alli le espero un tonto acertijo de manijas que desifro en menos de 2 minutos, suerte de
principiante.
Entro y active el elevador, Harry miraba hacia cada rincon, todo estaba sumamente oscuro, y derrepente el elevador se detubo.
Se prendio una llamarada y di a mostrar a mi criatura. Era hermosa, pero algo lenta y estupida. Con esas mandibulas podia deborarte de un solo bocado.
Del subsuelo, subi a la superficie, por una llamarada que salia de mis manos podia ver lo que ocurria estando en los ojos de la bestia.
Di dos pasos hacia atras, abri mis ojos y mis pupilas se hicieron pequeñas, no podia creer lo que estaba viendo, mi bebe estaba muriendo.
Acelere la marcha e hize a mi bestia mas rapida y astuta, esta vez si te atacaba te comeria entero, o sea que ni se molestaria en herirte.
Parecio resultar, pero no, Harry puso empeño y finalmente, mato a mi bestia. Automaticamente todo volvio a la normalidad,y el eclipse se suprimio.
Yo seguia alli parada en el medio de Silent Hill sin poder creer lo que habia visualizado, un perro, una de mis creaciones, se paro al lado mio con
lo que la rabia me impulzo a deborarlo vivo, su sangre corrio por mi cabello,boca y manos.

- Ya ha sido suficiente, esta vez... ¡Me encargare personalmete de asesinarlo!


_"Encuentro"_

Siguiente destino...La Iglesia. Antes de que ese estupido llegara a ese horrible lugar donde me tengo prohibido acercar, hablaria con el, tratando de
no dejarme llevar por mis instintos y matarlo en el momento, claro, eso no era lo planeado.
Mientras Harry caminada, miraba a su alrededor y pensaba que todo estaba muy tranquilo, yo habia hecho desaparecer a mis bestias para que no
estorbaran en la conversacion. Yo estaba parada alli como si nada, daba miedo.
El distinguio mi sombra y, caminando rapidamente, se fue acercando hasta mi para que le prestase atencion.

- ¡Hey, tu! ¿Que esta pasando? ¿Puedes ayudarme? -

Esas fueron sus palabras, finalmente se paro en frente mio y levante mi mirada para verlo a los ojos. Esos ojos, negros, eran lo mas hermoso
que habia visto en la vida, seguramente yo nunca habia visto nada hermoso, pero su mirada me impulzaba a querer comer hasta sus huesos.
Manteniendo la calma, le respondí.

- ¿Acaso te parece que se lo que esta pasando? Por favor señor,se lo mismo que tu. - Aclaré la voz - ¿Y que hace un chico como tu en un
lugar como este? No muchas personas llegan aqui a menudo. -

Se puso nervioso, miro mis ojos color rojos, e ignorando lo que le dije, me pregunto.

- ¿Esos son tus ojos? -

Pense antes de responder, pero se me ocurrio decir algo obvio y algo tonto. Trate de ser ruda y firme.

- Ehm, no, son lentes de contacto. Ademas no deberias meterte en lo que no te incumbre. ¿Haz escuchado alguda palabra de lo que dije antes? -

El estaba hipnotizado en mi, no me quitaba la mirada de encima, se concentro en mis ojos, pero luego pudo responder casi tartamudenado.

- Hiba de vacaciones, pero tube un accidente. Mi hija Cheryl de 8 años, con pelo negro y corto, ha desaparecido. ¿La haz visto? -

- De verdad lo siento, no la he visto - Menti muy bien. - Quisiera poder ayudarte, conozco a este lugar como la palma de mi mano -
No podia creer lo que habia dicho, la que hablaba ¿Era yo?

- Tal vez... - Dijo pensando - Tal vez puedas acompañarme, si dices que conoces por aqui podrias ayudarme a buscar a mi hija. Pero si no puedes
me estare obligado a proseguir solo -

En ese momento me enfade, pero no fue una furia de ganas de aniquilarlo, si no una protectora y valiente.

- ¡¿Como se te ocurre decir que seguiras solo?! ¡¿Acaso no sabes las cosas que pasan en este lugar?! Estas siendo muy ignorante y podrian matarte.
Tranquilo, se por lo que pasas, yo te ayudare. -

Puse la mano en mi pecho y pense que estaba loca, algo sucedia en mi, esos no eran los pasos a seguir, pero improvisaria.
Al saber que lo estaba ayudando, me respondio con una sonrisa, pero no de las ironicas y cansadas, si no, una tierna y dulce que casi hace que lo
abrazara. ¡Al demonio! Basta de tonterias.

- Bueno, y ¿A donde se supone que vas? - Dije cruzando los brazos, dejando nacer de nuevo esa actitud seria y ruda.

- A la iglesia, he escuhado campanas, seguramente habra alguien mas alli - Replico con amabilidad.

- Bien, las calles estan cortadas y el mapa, por mas que anotes, no te sera muy util, lo se porque he pasado por eso.
Tienes que confiar en mi y seguirme, vamos de una vez -

Tan solo llegue a dar un paso y me sujeto de la mano brusca pero tiernamente, lo mire fijo y me dijo con una voz calma.

- Por cierto ¿Cual es tu nombre? -

Casi temblando, sintiendo el calor de su mano y sintiendo que hiba a caer, le respondi.

- Ma...Marlene - Sacudi la cabeza, y el volvio a sonreirme.

- Harry, Harry Mason -

Yo le devolvi la sonrisa, obviamente era falsa, o eso creia.



_"Luz en la oscuridad"_

Juntos, nos dirijimos a nuestro destino, fue una caminata callada y algo larga. Cuando por fin llegamos, deje de caminar justo en la puerta
del edificio, el se adelanto y antes de abrir la puerta me miró.

- ¿No vienes? -

Me senti incomoda con esa pregunta pero trate de ser directa.

- No, tu ve, y yo me quedare aqui a esperarte. - Di un paso hacia atras, y verdaderamente me quedaria a esperarlo.

El entro por un momento, y luego salio confundido, ahi me di cuenta que habia conocido a otra rata mas, por asi decirlo.


- ¿Y que ha pasado? - Nos acercamos mutuamente.

- No mucho, conoci a una tipa rara y vieja, y encontre un objeto en forma de piramide -

Resumio bastante la situacion, en ese momento me confundi, sentia que un tractor me pasaba por encima y le pregute casi en voz baja.

- ¿Forma de piramide? ¿Puedo verlo? -

Saco algo de su chaqueta, extendio el brazo y me mostro el extraño objeto.

- El Flabios -

De repente un chillido y voces empezaron a retumbarme por la cabeza, mi corazon se acelero y me tape los oidos, dando gritos de sufrimiento.
Harry se preocupo mucho, y comenzo a repetir mi nombre una y otra vez.

- ¡Dile que se detenga! - Dije en el suelo, casi con la cabeza completamente baja.

Estaba asustado y preocupado, guardo el "Flabios" en su bolsillo, y se arrodillo en el suelo para darme un calido abrazo.
Acariciaba mi cabello, sentia su calor pasar por cada rincon de mi cuerpo. Las voces y el dolor se detubieron, todo era silencio,
mis mejillas se pusieron rojas y cerre mis ojos. Por mas que lo intente no pude resistirme, y le devolvi el abrazo, pero ¿Era este falso tambien?
Al oido, aun abrazandome, me dijo;

- Tranquila, yo estoy aqui, no te preocupes. -

- Gra...Gracias, me siento mejor ahora - Sonrei, pero mi cara mostraba una enorme confusion.

Dejamos el abrazo lentamente, nos quedamos unos segundos mirando fijamente, luego pense en mi mision y haciendome la distraida, me levante.

- Es mejor que sigamos adelante, seguramente hay mucho camino que recorrer - Trate de pensar que no habia pasado lo que creia que habia pasado.

Comenzamos a caminar de nuevo, el plan seguia en pie, y no me dejaria llevar por un maldito humano. No fracasaria, el confiaba en mi
como si me conociera de toda la vida, pero yo por dentro era una bestia incontrolable, una fiera en caza de un trozo de carne.


_"Cada vez mas cerca uno del otro"_

Habia pasado un rato, las caminatas eran silenciosas pero estimulantes, Harry muy a menudo me miraba, y yo trataba de no prestarle atencion.
De vez en cuando encontrabamos alguna cosilla, y el siempre las recolectaba para usos futuros, y pensaba que no le serviria de nada, ya que
yo habia sido muy astuta hasta ahora.
Yo debia seguir los pasos, entonces se me ocurrio distraerlo con una conversacion, y guiarlo hasta el hospital de Silent Hill.
El humano estaba seguro que era alli donde tenia que ir, y entramos juntos. En el camino, ninguna de mis bestias me ataco, claro, no podian
hacerlo ya que yo les ordenaba a todos y cada uno de ellos. Harry no sospechaba nada sobre mi, un humano listo al ver solamente mis ojos,
se daria cuenta que no soy normal, y no se tragaria el cuento de "los lentes de contacto", pero el era diferente a todos los humanos que habia
matado y visto, anteriormente lo habia bautizado "especial" y eso comenzaba a tener sentido.
Entramos al hospital, el se guardo el mapa y escribio en un Block de notas a lo que yo le pregunte;

- ¿Por que escribes alli, tiene importancia? -

Seguia escribiendo, pero termino y me respondio.

- No se, simplemente algo me dice que tengo que anotar en estos blocks todo lo que he hecho y conocido. -

Tenia unas ganas tremendas de saber que habia escribido;

- Ya regreso, vere que mas encuentro y vendre por ti - Dijo sonriendo.

Aprobeche el momento para ver si habia escribido algo sobre mi, saltee toda la escritura y en unos de los ultimos parrafos decia;

"También, he conocido a una hermosa chica llamada Marlene, quede perplejo cuando mire su cabello y esbelta figura, sus ojos eran rojos
pero segun ella eran lentes de contacto, y aunque dijo eso, tenian una belleza enorme. Esta chica me ayuda con lo que me ocurre.
Desde que llegue aqui nadie de los que he conocido me ha ayudado y preocupado por mi tanto como ella, ha actuado extraño al mostrarle un tal Flabios,
aprobeche para abrazarla y decirle que la protegeria, quien sabe...."

Corte la lectura, Harry se acercaba;

- Mira Marlene, encontre un elevador ¿que tal si subimos e investigamos? -

- Si...si -

El se adelanto, me quede totalmente helada, sentia que el corazon se me saldria por el pecho, el me acababa de conocer y me describio con
la palabra "hermosa" ademas, aunque lo habia notado, confeso que quedo perplejo al mirarme. No podia resistir mas, no sabia que era que le
pasaba a ese estupido humano, tal vez tenga un problema en el cerebro o algo, no seria tan idiota para escribir algo de una chica que no conoce
completamente, o tal vez, era yo la del problema.


_"Improvisando"_

En ese instante lo segui hasta el elevador, había 3 pisos, paro el elevador en el tercero. Investigamos ese piso rapidamente, no habia nada ni nadie,
por ahora.
Lo apresure para volver al elevador, otras de mis brillantes improvisaciones surgieron de mi. Cuando Harry le hecho un vistazo a los numeros
de los pisos del elevador, estos, decia que ahora habia un cuarto nivel. Me miro;

- ¿Y ahora que? - Acercaba su dedo para presionarlo.

- Hay que ver que nos encontraremos, si aparecio esto significa que por alli debes seguir tu camino -

Mi dulce voz, pero itrepidas palabras, lo impulzaron a presionar el boton, subiendo hasta ese nivel.
Se abrieron las puertas del elevador, salimos y este se cerro. Era todo normal o al menos eso creiamos por ahora, entonces abrio la unica puerta
disponible que habia a un costado, cuando pasamos la puerta se cerro sin posibilidad de poder salir, o mas bien dicho, sin posibilidad que el se valla.
De un mometo a otro hice mis trucos. El eclipse retorno, haciendo todo mas tenebroso, habia rejas ensagrentadas y oxidadas por doquier, hasta en el piso.
El aroma era asqueroso, pero bonito y delicioso en mi opinion. Unas enfermeras "zombie" salieron con cuchillos y algunas, con pistolas.
Estas atacaron a Harry, pero me dejaban de lado a mi. Para que no hubiese sospechas asenti con la cabeza e hize que me atacaran, total ellas no me
lastimarian de grabedad ni en un millon de años. Deje que clabaran unos de sus cuchillos en mi pierna, senti un dolor agudo y comenze a gritar.
Harry se dio media vuelta, me heche al piso y mato a las enfermeras. Corrio hasta mi con gran preocupacion y miro mi pierna;

- ¡Marlene! Maldicion, ¡¿Estas bien?! - Me sujeto y acaricio la espalda, miro la herida y acerco su rostro a mi.

- Si, estoy bien no te preocupes, ahora no sere mas que una carga - Dije para darle pena, aunque la herida ya no dolia.

- ¡No! No digas eso, jamas seras una carga. Tienes que levantarte y seguir ¡Tu me estas ayudando y hare lo mismo por ti! -

Me alzo tiernamente, de una manera heroica, yo ya no sabia que hacer, estaba aturdida y no me esperaba nada de esto.
La mision, las reglas, no podia dejar todo atras asi, tenia que proseguir y hacer mi mejor actuacion, pero a una parte muy intima de mi, confesare,
le conmovio lo que Harry hacia por mi, sin pensarlo rodee su cuello con mis brazos y proseguimos.
Acertijos, enemigos, a Harry no le importo, estaba decidido en llevarme con el a donde sea, o hasta donde llegue.


_"Molestias"_


Encontre unas vendas y Harry las puso en mi pierna aun herida. Me pude sostener de pie pero rengueando un poco.
Una puerta al final del pasillo llamo nuestra atencion, el decidio entrar, y yo, detras de el.
Debajo de una mesa, habia una muchacha joven que por lo que se ve trabajaba en el hospital, vio a Harry, se levanto y se tiro a abrazarlo con fuerza.
El dio unos pasos hacia atras, sin saber nisiquiera quien era esa chica.
De repente, una ira inesplicable atraveso cada vena y celula de mi cuerpo, aprete los puños, y se me repetia esa escena de cuando esa muchacha abrazo
a Harry una y otra y otra vez, entonces algo me impulzo a ponerme enfrente de la chica, cubriendo a Harry.
Furiosa, le dije;

- ¿Se puede saber que demonios estas haciendo? - Pise el suelo con fuerza y apretaba los dientes, parecia que me romperia la madibula.

- Oh perdona, ¿Eres su novia? Lo siento, soy Lisa y... - La interrumpi, me ruborize y comenze a gritar como una loca.

- ¡¿Novia, de que estas hablando?! No soy su novia ¡Y si tienes un problema con eso dimelo a la maldita cara! -

Hubo un silencio desagradable, esa tal Lisa se sintio sumamente triste y aterrada por mi actitud. No entendia porque rayos habia hecho
semejante estupides, jamas en mi vida habia cometido un error tan enorme como este. Trate de calmarme y me puse al lado de Harry.
Avergonzada y humillada, por esa adrenalina que me impulzo a enfrentar a la joven. Respire hondo.

- L...Lo...la...Lamento - Dije tartamudeando y temblando a la vez.

La mirada de Harry era una de confusion, pero se sintio alagado y me mostro una enorme y bella sonrisa, a la que yo quede atontada.

- Como decia, yo soy Lisa, no se que esta pasando, este lugar me asusta mucho, en un parpadeo todo es confusion -

No paso mucho tiempo ni mucha conversacion hasta que Harry preguntase por su pequeña hija perdida. Obviamente la respuesta fue un "Lo siento,
no la he visto".
Aun asi, esa Lisa era una completa molestia, ya se me ocurriria algo para que sufriese por toda la eternidad, me niego a creer que fueron celos
o envidia lo que me hicieron hacer eso, me niego profundamente, pero a veces, aunque niegues las cosas, estas si ocurrieron y hay que aceptarlo.

En ese momento Harry tapo sus oidos justo como yo habia hecho anteriormente. Lisa repetia su nombre preocupada pero le di un empujoncito para
que interfiriera. Me agache, puse mis manos en su nuca y le reperia una y otra vez "Todo va a estar bien, por favor resiste, yo estoy aqui"
De un momento a otro senti sueño, y cai justo al lado de el.


_"Sentimientos Profundos"_

Harry desperto en una cama del hospital, y lo primero que hizo fue gritar mi nombre "Marlene, ¡Marlene!" pero nadie respondio, yo no estaba alli.
El se agarro la cabeza casi a punto de arrancar cada uno de sus pelos, pensando que yo fui un simple sueño o ilucion, pero derrepente alguien toco
la puerta. Emocionado, volvio a mencionarme pero no era yo, entro esa vieja loca de la iglesia. Le dejo una llave y le conto sobre Alessa.
Alessa existio hace 60 años, ella era llamada una bruja por lo que su madre dejo que la iglesia la quemara viva, pero a veces todo puede volverse en
tu contra. La fogata fallo, esto ocasiono el Gran Incendio, mato a casi todos los habitantes de Silent Hill y lo convirtio en lo que
es ahora, y todabia arden las llamas del subsuelo. Actualmente, Cheryl es solo una reencarnacion de Alessa, desde el momento que Harry la encontro
cuando aun su esposa estaba viva, el estaba destinado a pasar por todo esto algun dia. La supuesta esposa de el murio ya hace mucho, oi
que murio de cancer. Jamas me habian dicho el verdadero nombre de Harry y ni conocia su imagen, solo habia escuchado hablar en el subsuelo acerca de
lo que sucederia, y que yo seria la que tendria que matarlo. ¿Pero porque es tan dificil hacerlo? ¿Acaso sere yo la que falle?.

Cuando esa tipa se marcho, Harry seguia sintiendo ese remordimiento, pero sonriendo, entre por la puerta. El me miro, y entonces, se levanto
y me abrazo con muchisima fuerza, a lo que yo le respondi con un abrazo tambien. En ese momento, deje atras absolutamente todo, y admito que
estaba muy feliz de verlo, por primera vez, estaba realmente feliz.

- Pense que no te volveria a ver - Dijo rodeando mi cintura con sus brazos.

- No pienses asi de mi, sabes que no te dejaria tan facilmente - Por un momento, me esforze por pensar que lo que dije era falso, pero senti
muy adentro mio que era verdad, la cruda verdad.

Harry sonrio, nos miramos a los ojos y guardamos silencio, su rostro y labios se comenzaron a acercar a los mios, y cuando todo comenzaba
a sentirse calido y hermoso, yo movi la cara, rechazando algo que pudo haber sido "perfecto". El, sin necesidad de decirle nada me dijo;

- Perdoname, tal vez voy muy rapido, de verdad lo siento. Debemos continuar y tengo que hallar a mi hija - Me solto, totalmente ofendido.

En un momento como este haberlo besado habria sido lo correcto, pero sin reprocharme, fui hacia el.

- No tienes porque pedir perdon, sigamos, tienes razon, tienes que encontrar a Cheryl - Insegura de mi misma, continue caminando a su lado.



_"Oscuras Confusiones"_


Caminando y pensando lo que habia sucedido me atrevi a preguntarle a Harry que era la llave que le obsequio esa tipa. Sin decir un sola palabra,
me la dio y lei que era de un negocio. Entonces, nos dirijimos alli.
No habria que adivinar para saber que Cybil estaba alli, y nuevamente, ese sentimiento de ira me invadio como cuando conoci a Lisa por primera vez.
Harry me presento, Cybil extendio la mano para estrecharmela pero yo la rechaze, a lo que ella hizo una sonrisa ironica y de disgusto.
Harry corrio un mueble, alli habia un sendero que se dirigia a un altar;

- Marlene, quedate con Cybil, prometo que volvere - Dijo, y entro a ese lugar sin aceptar opiniones.

- ¿Harry estas bien? - Grite, para que me pudiese oir, pero no escuche nada.

Comenze a escuchar sus gritos desesperados otra vez, pronunciaba mi nombre, entonces me puse muy nerviosa y trate de entrar. Cybil insintio y rogo
que no entrara a ese lugar, pero me negaba a dejar a Harry solo alli dentro.

- ¿Que haces? ¡No vallas ahi! - Dijo la tonta policia

- ¡Cierra tu maldita boca! No soporto escucharlo gritar, tengo que averiguar que le pasa ¡Estupida arpia ignorante! -

La deje sola y perpleja, me dirigi donde estaba el, nuevamente comenze a desmallarme. Lo vi en el suelo, gritaba que por favor haga algo pero no podia
llegar hasta donde estaba el, y por mas que luche con todas mis fuerzas, volvi a desmallarme, ambos lo hicimos.
Nuevamente volvimos a despertar, pero en el mismo lugar. Nos preguntamos mutuamente si estabamos bien y Harry me agradecio por haber tratado
de protegerlo a toda costa.

Cybil comento algo de un parque de diversiones, ese era nuestro destino ahora.

- Para llegar necesitaran ir por las alcantarillas, es la unica manera de ir. Ustedes dos vallan, los alcanzare luego - Dijo Cybil cruzada de brazos.


_"Corre sangre, surgen dudas"_


Cuando comenzamos a caminar hacia las alcantarillas, algo me decia que no debiamos ir todabia, entonces replique;

- Harry, tal vez debamos volver al hospital - Estaba segurisima de eso, ademas, podria seguir completando mas partes de mi plan para que no me
descubrieran ni me llamaran "farsante".

Con una pequeña charla, lo convensi de que vallamos al hospital. Allí todo fue igual.
En una habitacion encontramos a la estupida de Lisa otra vez, lo que nos parecio muy raro, porque nos habiamos desmallado ambos, pensamos que ella
nunca habia existio. Entonces, hablo con uno de sus muchos sermones y cara de niña buena.

- ¡Oh que suerte que estan aqui! - Dijo con una emocion enorme, pero esa emocion se dirigia a Harry, pero para mi, fue falsa.

La cobarde nos mando a encender el elevador, ya que esta vez, no habia electricidad. De ahi, Harry rescato una especie de martillo.
Cuando llegamos, de nuevo el eclipse, mas criaturas y acertijos. Llaves, charlas, matanzas, lo normal. Lisa habia desaparecido, mi plan prosiguio.

- Harry, escuche algo en ese cuarto en particular, no me da buena espina - Replique, señalando un cuarto.

- Pues a mi nada me da buena espina, pero vamos a investigar - Dijo burlandose de mi.

Abrio la puerta lentamente, y alli estaba Lisa. Hacia ya un rato que no usaba ninguno de mis verdaderos poderes, y entonces, hice lo primero que se me
cruzo por la cabeza. Ella comenzo a sangrar por todas partes, a renguear y acercarse hacia nosotros, Harry me sujeto la mano para que salieramos de alli
y pronto, pero yo estaba quieta, mirandola fijamente y mis ojos rojos tenian un brillo indescriptible. Cuando me sali de ese transe, y complete esa fase,
ambos salimos del cuarto, trabando la puerta con nuestro peso, a lo que Lisa la golpeaba una y otra vez suplicandonos que abriaramos, o
mas bien, que Harry lo hiciera. Debia hacerla desaparecer de una vez. Harry estaba aflijido, preguntandose porque habia pasado tal cosa.
En ese momento, pense, que algun dia deberia decirle que cosa era yo realmente, que no era una humana como el, solo lucia como una.
Soy una criatura temible, que adoptó la forma de un humano para encajar mas facilmente, lo unico que no se cambio en la metarmofosis fue el color
de mis ojos, y por eso son de ese color penetrante y tetrico.

- ¿Por que pasa esto, por que a mi? - Dijo mirando hacia abajo.

- No te esta pasando solo a ti, Harry. Yo tambien pase, y estoy pasando por momentos dificiles - Lo mire tierna pero tristemente.

- Y a ti...¿Que es lo que mas te hace sufrir, Marlene? - Me devolvio la mirada, con curiosidad.

- Verte sufrir a ti - Replique casi en voz baja.


En ese instante, lo que dije salio de lo mas profundo de mi alma, de verdad detestaba verlo sufrir de esa manera. Antiguamente yo era la reina del
sufrimiento, era parte de mi trabajo, estaba en mis genes torturar y hacer sufrir a cada ser vivo de este mundo. Pero por una razon u otra, no podia
resistirme a querer ayudarlo. Por un muy pequeño momento se me cruzo por la mente la regla de la piedad hacia un humano, pero no me importo
en lo absoluto, en ese momento, mirandonos, nos sonreimos. Senti que podia confiar completamente en el ahora mas que nunca. El era de los humanos
que ya no hay y nadie nunca lo podria reemplazar.

- Tenemos cosas que hacer, adelante - Rió con esperanza y, obviamente, yo lo segui.

Volvimos a entrar a la habitacion, Lisa ya no estaba, solo dejo un libro en el suelo que Harry leyo con ansiedad, pero para mi fueron simples estupideses.
Leer lo que yo misma habia hecho y creado, era como leer el diario de todas las mañanas, solo basura.



_"Datos Impactantes"_

Esa otra pesadilla, senti que fue la mas corta de todas. Habiamos podido conseguir armas, remedios e informacion sobre Alessa.
Al salir del hospital, Harry me quito las vendas de la pierna y mi herida ya habia sanado, le parecio raro, ninguna persona se lastima y sana de un
momento a otro. Sin darle importancia, recordamos aquella charla con Cybil, y entonces nos dirigimos a las alcantarillas, estaban muy cerca de la escuela,
entonces me di cuenta que la caminata no seria tan corta como esperaba.

Cuando finalmente llegamos, la reja estaba cerrada con candado.

- ¿Y ahora que haremos? - Dijo el mirando el candado.

Por un momento me dio ganas de romperlo yo misma, ya que no era un problema. Pero una mujer que rompe un candado sin nisiquiera tocarlo, no era
algo que se veia todos los dias, trate de ser lista y no aprezurarme;

- ¿Y que dices acerca de aquel martillo que encontramos en el hospital? Tal vez sea de utilidad en este caso -

El me miro, sujeto el martillo enorme, y con un solo golpe, rompio la cadena junto con el candado oxidados.
Entramos sigilosamente, preguntandonos si aquella estupida policia ya habia entrado. En ese momento me dieron ganas de acabar con ella de una vez,
y de una manera en la que Harry tenga que asesinarla, claro, eso seria aun mas vil de mi parte.
Bajamos unas largas escaleras, Harry guardo un mapa del lugar, consiguio una llave y entramos a ese lugar con cautela, olia terriblemente mal, eso me
hizo recordar que estaba en una alcantarilla, por lo que nuevas criaturas de agua nos esperaban anciosas.

Mientras caminabamos, a un costado, vi una especie de libro parecido a la tan conocida Biblia, le dije a Harry que se adelantara, el lo hizo pero
me miraba de reojo. Mientras hiba leyendo, mis pupilas se hacian cada vez mas pequeñas, sudaba un poco, me caian lagrimas y no podia creerlo.
Un resumen del libro decía;

"Cuando La Bestia de ojos rojos conozca a ese humano tan esperado, ella debera matarlo sin dudarlo. El cariño o piedad podrian ser catastroficos.
Esta Bestia esta destinada a estar atrapada en las llamas del infierno por toda la eternidad y causar el Apocalipsis. Solamente hay una manera
de poder liberarla de su gran fuerza, volver sus ojos a la normalidad, tener la posibilidad de salir de esa especie de prision y ser mortal.
El mismo humano causante de la piedad en el corazon de ella debe encarganse de liberarla, haciendola creer en el amor, aprender a dejar
sus poderes y detener el Apocalipsis. Si La Bestia es asesinada por una criatura no mortal, el pueblo endemoniado se convertira en uno como cualquier
otro. Ese seria el fin. Si esto no se hace a tiempo, antes del nacimiento de Dios, el humano sera asesinado y La Bestia entregada al infierno por siempre
sin posibilidad alguna de poder escapar."


No podia creer lo que leia, esa Bestia resultaba ser yo ¿Era esto verdad? En ese instante me dieron ganas de decirle a Harry que soy realmente, pero
no podia hacerlo. Poner a una criatura del infierno del lado de los humanos era casi imposible. Me habian criado con un solo proposito: "Respetar
a la oscuridad y vivir en ella". No podia simplemente irme del lado de un humano que no conozco bien, no podia dejar atras mi pueblo y costumbres.
Debia seguir con el plan y asesinarlo de una maldita vez, pero no sabia si podria lograrlo. Si no actuo con cautela me descubriran y no sere mas la
encargada de matarlo, al menos que vuelva a creer en mis poderes y posibilidades de destruir todo. Esperaria, para revelar mi verdadero yo,
ya no se me acurrian mas ideas e improvisar se hacia cada vez mas dificil.
Me levante, Harry me miro y me pregunto que decia alli, a lo que yo no le respondi y le dije que sigamos.



_"Revelacion"_


Nuevamente, mas pistas y acetijos solo que esta vez no hubo eclipse alguno. El mapa casi no se entendia, aborrecia ese lugar.
Cuando terminamos el largo trayecto, subimos por otra escalera, esta se dirigia a la superficie.
En ese momento pense en Cybil, presentia que se acercaba, entonces, cuando ella comenzo a seguirnos y llego a las alcantarillas, otra de mis inesperadas
ocurrencias hizo que ese estorbo se quitara de nuestro camino, pronto veriamos lo que habia hecho.
Trepamos la escalera y llegamos a una especie de bote, no pude resistir el aroma de un cuerpo colgado en una de las paredes. Harry puso una cara
de asquerosidad, pero la mia era de hambre y viejos recuerdos.
Como esperaba, Cybil no estaba alli, y decidimos avanzar. Mis criaturas hicieron su parte, y las aniquilamos.

Teniamos que cruzar el puente de Silent Hill, le hechamos un vistazo al mapa;

- Por favor, no mires eso, solo sigueme - Le dije a Harry.

El guardo su mapa, y luego de caminar y caminar, cuando por fin comenzamos a cruzar el puente...El eclipse.
Nuevamente los gritos de sufrimiento provenientes de los dos, decidimos seguir adelante.
Esta vez, todo era mas confuso, nuevas criaturas se nos presentaron, pero lo raro, era que yo no las habia creado ¿Me habrian descubierto?

Estas nuevas bestias eran mas poderosas y temibles, mas avanzadas que las mias, me sorprendio al ver que una me ataco y me hirio. No le di importancia
a la estupida herida, solo a que demonios ocurria.
La entrada del parque de diversiones, Harry volvio a escribir en otro Block de esos, pero esta vez, no me incline para ve que decia.

Cuando caminamos, vimos un carrucel, en el que habia alguien sentado en una silla de ruedas. Casi me hechaba a reir, pero me resisti y entramos.
Las puertas se cerraron y el carrucel comenzo a dar marcha. Era Cybil, convertida en lo que yo cree, Harry se confundio.

- ¡Vamos, atacala! - Le grite.

Harry comenzo a disparar, fue una batalla algo larga y complicada, ya que la policia tenia sus armas. Finalmente, Cybil murio, pero Harry esta vez
no se preocupo en demasia. Yo sonrei, otro paso logrado.
Cuando salimos del carrucel, cada musculo de mi cuerpo ardia, sentia mucho calor. Ahi estaban, Alessa y esa vieja gruñona. Ahora sabia de que
se trataba, ella era la madre de Alessa. Esto explicaba las nuevas y avanzadas criaturas. Harry me miro;

- ¿Que es esto? ¿Es esa la de la iglesia? No entiendo -

- Si Harry, y Alessa, tu hija - Le dije, con furia y maldad.

- ¿Como sabes tu eso? -

La madre de Alessa se adelanto y le contesto por mi.

- Ella es una de nosotros ¿Que, no lo sabias? -

Harry no podia creer lo que estaba escuchando, yo me adelante, di la media vuelta y me coloque junto con Alessa.

- Marlene, no entiendo, ¡Dime que mienten! - Comenzaba a desesperarse.

- No, no mienten. ¿Acaso no te preguntaste que le paso a Lisa, Cybil, los eclipses y acertijos? ¿Esas bestias?...¿Mis ojos? - Dije apretando los puños.

- Por favor, dime que no fuiste tu - Replico.

- Lo lamento, pero es que ¿No te diste cuenta? Soy una bestia, Harry. Gracias a mi estas aqui, gracias a mi todo esto esta pasando y sufres.
Este es mi trabajo, soy una Bestia del subsuelo, destinada a causar el Apocalipsis. Descubri, que antes solia ser una humana, como tu.
Desapareci hace 60 años, cuando era aun una niña. Soy eterna e imortal. Y mi mision es aniquilarte de una vez por todas. -

Harry no lo podia creer, con valentia se dirigio corriendo hacia las tres, pero una especie de campo de fuerza lo detubo y lo hizo caer.
Estaba herido, en el suelo, sin posibilidad de levantarse a causa del shock que le habia causado. La madre le Alessa se apresuro;

- ¡Vamos, asesinalo de una maldita vez, esta es tu oportunidad! -

La mirada de el, ella presionandome, y Alessa justo a mi lado. Estaba obligada a proseguir y asesinalo en ese momento, pero varias imagenes se me
pasaron por la cabeza. El abrazo, su confianza en mi, su ayuda y calor, ese beso rechazado, el libro que decia que de una vez, podria ser libre
sin importar nada.

- No, Marlene, por favor - Me dijo el, casi en voz baja.

Trague saliva, aprete aun mas los puños y los dientes, no sabia que carajo hacer en ese momento, no sabia si era mejor traicionar a Harry o Alessa y al
mismisimo Silent Hill. Pero algo, senti una luz en mi interior, valentia, honor, fe, esperanza, alegria y...Piedad. Emociones que jamas habia sentido antes.
Me adelante, di otra media vuelta, protegiendo a Harry y enfrentandome a las dos arpias aquellas.

- No, no puedo hacerlo - Una ira increible recorrio cada vena de mi cuerpo. - ¡No lo lastimaran! ¿Me oyeron? ¡Dejenlo en paz! -

De repente, una fuerza me hecho hacia atras, cai en el suelo herida.

- Traidora, ¡Si no lo matas tu, seremos nosotras las que lo aremos! -

En ese momento, deje de ser una cobarde, alze mi brazo y mis ojos se tornaron rojo fluoresente.

- ¡Primero tendran que pasar sobre mi cadaver! - Dije furiosa.

Ellas, se miraron mutuamente, y en un abrir y cerrar de ojos, se esfumaron. Mis heridas ahora dolian realmente, habia traicionado a la oscuridad por
un humano, un humano que me cambio para siempre.
Fui hacia donde estaba Harry, el se puso en pie.

- ¿Porque me mentiste? ¿Y porque hiciste tal cosa? - Me dijo, con su rostro cerca del mio, y una mirada penetrante.

- Desde un principio matarte estaba en mis venas, pero algo, no se que, me decia que debia dejar atras todo para protegerte -

Me miro fijamente, y de mi negro corazon salio una frase rara pero verdadera;

- Aunque la oscuridad tape el sol, este al borde de la muerte, y vea que el mundo entero se derrumba, prometo protegerte hasta el fin de mis dias -

Puse mi mano en su mejilla, acariciandolo tiernamente. Nos abrazamos, despues de todo lo que ocurrio, el estaba decidido en no dejarme sola,
esta vez, senti que realmente, el podria confiar en mi. El eclipse, volvio a desaparecer.


_"Nace La Luz, Nacen Esperanzas"_

Debiamos volver al hospital de nuevo, para poder encajar las piezas de una puerta, la puerta que estaba dentro del viejo cuarto de Alessa.
Alli, nos esperaria nuestra fase final.
Recolecte por el todas las piezas, usaba mis poderes con frecuencia para de que una vez acabaramos con esto. Las bestias ahora, me atacaban pero no
lograron herirme. Una de las partes mas dificiles fue agarrar una espada de un refrigerador, que permitia que una bestia no nos deborara.
Con un anillo basto para quitarla y salir de ahi rapidamente.

Luego, despues de haber resuelto todo y aniquilado criaturas, entramos al cuarto de Alessa. Habia dibujos de las bestias que me habian superado en
calidad en el suelo, un uniforme de escuela y tendriamos que colocar todas las piezas en la puerta para que se abriese de una vez.
Lentamente, cuando las piezas se colocaron en su lugar, la puerta se abrio.

Entramos sigilosamente, bajamos unas escaleras y en la unica habitacion abierta, estaba esa vieja estupida, Alessa, y en una silla
de ruedas, un cuerpo. Ese cuerpo resulto siendo la verdadera Alessa, y la chica a su lado, era Cheryl. Harry tenia ganas de lanzarseles y matarlas.
Aunque Cheryl no era la niña de antes, era su verdadera forma de ser. Ironicamente, la vieja dijo;

- Miren, miren miren, la traidora y el chico -

No paso mucho tiempo ni conversacion hasta que Cheryl y Alessa se fusionaran para asi crear una criatura temible, que en las viejas escrituras se
denominada como El Demonio. Esta, quemo a la vieja arpia en un simple parpadeo. No sabia si podria enfrentarme a ella, pero correria el riesgo.
De un momento al otro, Harry me miro;

- ¡¿Que haremos?! Marlene, ¿Crees que puedas enfrentarte a esa cosa? - Dijo desesperado.

- No lo se, no hay manera de que lo venza facilmente, solo hay una manera -

Harry me miro con curiosidad, a lo que yo le dije;

- ¿Viste mis ojos? Son de mi verdadero color. Si me conviertiera en mi verdadero yo, tal y como Alessa lo hizo, pudiese aniquilar a esa cosa en menos
de lo que canta un gallo. Pero el problema es que si me convierto, tal vez no vuelva a ser la misma de antes, y acabaria con todo sobre la paz de
la Tierra -

- Mierda...Si es asi, no nos arriesguemos, tendremos que ingeniarnolas - Replico, sujetando su escopeta.

En ese momento una batalla comenzo. Un rayo envistio a Harry, por lo que yo me enfade. Cuando quise acercarme a ese demonio, un campo de fuerza
que la rodeaba, me lanzo hacia atras. Harry volvio a ser atacado, una y otra y otra vez, estaba muriendo de a poco. No dejaria que eso pasara,
me pare firme, cerre mis ojos con fuerza, y mi espalda comenzo a abrirse. De ella salieron dos alas pegajosas y sangrientas. Una fuerza incalculable
recorria cada molecula de mi ser. Eso era una milesima parte de lo que podia llegar a hacer, pero ¿Sabria usar esa fuerza?
Abri los ojos, bati mis alas, y me le tire directamente al demonio de Alessa.
Atraveze el campo de fuerza y la ataque rapidamente, pero no dio frutos. Peleamos por un miserable minuto y cai destruida, impactando contra el suelo,
casi como Harry en esa pesadilla que le obligue a soñar, pero esta era de verdad. Senti mucho frio y Harry se acerco a mi.

- ¡Marlene! ¡¿Estas bien?! - Dijo sujetando mi nuca.

- Harry, no puedo hacer esto, depende de ti, por favor, no dejes que te dañe - Dije, haciendo desaparecer las alas dentro mio con mucho esfuerzo y
mis ojos entrecerrados. - Anda, confio en ti -

Sin dudarlo, el se puso de pie, dajandome a un costado y se dirigio al demonio.

- ¡Ya haz hecho suficiente, no dejare que ahora te metas con Marlene! ¿Me haz oido? ¡Acabare contigo! -

Una pelea larga y llena de accion comenzo. Harry fue descubriendo que hacer en el tranzcurso de esa pelea. El pensaba en mi y en su hija, eso,
era suficiente como para terminar con esto. Fue herido repetidas veces, y por mas que quisiera, yo todabia no me recuperaba, no veia el momento de
ponerme de pie y rescatarlo, pero tambien, no podia, todo dependia de el.
Entonces, ocurrio lo esperado. La bestia, con un relampago derribo a Harry de una manera totalmente terrible. Yo no me contube a pronunciar
su nombre. Hacia mi mejor esfuerzo por ponerme de pie, pero no lo lograba, "¡Harry, no, tienes que seguir! ¡No me dejes!".
El, con mucho esfuerzo se dijo a si mismo;

- No permitire que dañes a Cheryl o Marlene, ya he perdido demasiado, esta vez, es mi turno -

Levanto su escopeta, dando el ultimo disparo. La bestia comenzo a chillar, y yo, por la adrenalina, me levante y fui hasta donde estaba Harry.
El se acerco a esa criatura, la rodeo una luz y de ella, un bebe aparecio en sus brazos, dandoselo a Harry. Unas lagrimas corrian por sus mejillas,
el lugar se infectaba de fuego, teniamos que salir rapido con ese bebe.

- ¡Harry, Vamonos! - Dije.

Ambos nos marchamos corriendo del lugar, donde la criatura murio y fue liberada finalmente.
Nos dirigimos a la entrada de Silent Hill, las calles ya no estaban cortadas, lo que me permitio salir. Seguia teniendo mis poderes y ojos rojos,
por lo que no habia sido liberada completamente aun. Tube piedad, y eso implica que intentaran matar a Harry y hacerme volver a la oscuridad, pero
no era tan facil detenernos ahora que estabamos juntos.

Harry dejo de correr en el medio de la carretera, miro al bebe, y luego a mi.

- ¿Que hare ahora, criar a este bebe solo? - Dijo triste.

Me acerque a el, lo mire a sus hermosos ojos y le dije;

- Este es tu destino, es un milagro que estes vivo aun. Y ademas, ¿Quien dijo que vas a criarlo tu solo? -

Puse mi mano en su mejilla, y dentro de mi, salieron unas palabras que nunca habia oido en mi vida, pero por alguna razon, lo dije
y sabia que significaban;

- Esta es la cruda verdad, Harry. Jamas rompere la promeza que te hice - Me acerque mas a el. - Te amo -

El, acerco sus labios a los mios, y susurro "Y yo a ti". Luego, y finalmente, nuestros labios se toparon juntos, dandonos un precioso, largo y calido beso.

Este era un nuevo comienzo, y aprendi en todo este trayecto que aunque estes perdido, solo y cubierto por oscuridad, una luz puede que ilumine
tu camino y cambiar tu forma de ver la vida para siempre, siempre....Siempre.


¿ F I N ?



By: Jazmin Musacchio...Marlene.
Song: Bring Me To Life - Evanescence
Next History: PARTE 2 "Caos"
avatar
Remilia

Femenino Escorpio Cerdo
Cantidad de envíos : 5
Puntos : 13
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 16/09/2009
Edad : 23
Localización : Argentina

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.